¿Cómo controla el médico de familia tu hipertensión?

¿Cómo controla el médico de familia tu hipertensión?

¿Sabías que unos 6,5 millones de españoles padecen de alta presión arterial? Según la Organización Mundial de la Salud, la hipertensión es una de las patologías más frecuentes en la sociedad. Para detectarla, lo recomendable es acudir primeramente al médico de familia, él se encargará de verificar si padeces de hipertensión y te mandará el tratamiento adecuado para controlar la presión arterial.

A pesar de que la hipertensión no causa síntomas en la mayoría de ocasiones, el médico de cabecera sí sospechará que puedes tener una alta presión arterial si llegas aquejando un intenso dolor de cabeza, padeces sensación de aturdimiento, lo que te dificulta para recordar cosas que habitualmente no te habrían supuesto ningún problema o notas palpitaciones a menudo, esto es, sientes que tu corazón va más rápido de lo normal, aunque realmente no sea así.

Medir la presión arterial

Al acudir al médico de familia, lo primero que te hará será una exploración en la que incluya medirte la presión arterial para verificar que realmente padeces de hipertensión. Lo recomendable es medirla tres veces con un intervalo de unos dos minutos entre la primera, la segunda y la tercera vez.

Una vez te haya medido la presión arterial, el médico sacará la media de todas esas medidas. Si la máxima de todas esas medidas supera 140 y la mínima es más alta de 90, padeces hipertensión.

Por el contrario, si ya has sido diagnosticado de hipertenso y acudes regularmente al médico de familia para controles rutinarios, tu presión deberá estar más baja de esas cifras cuando se produzca la medida. Será una forma de verificar que el tratamiento está surtiendo efecto.

Cómo bajar la presión arterial

En Clinimur siempre lo decimos, hay que hacer caso a las indicaciones del médico de familia para mantener a raya la presión arterial. Entre las recomendaciones que debe seguir cualquier hipertenso destaca evitar el estrés crónico. Está comprobado que el trabajo, la insatisfacción conyugal o una mala situación económica puede favorecer aumentar los niveles de presión arterial, por lo que lo recomendable es tomarse el día a día con calma.

Además de eso, se aconseja seguir una alimentación sana y saludable. Para ello hay que eliminar el exceso de sal de la dieta. Los especialistas recomiendan reducir en 5 gramos la sal diaria, pero asociado a esto debe ir una disminución del consumo de alcohol, comer más frutas y controlar el peso.

Por otro lado, si llevas una alimentación más saludable, practica más ejercicio. El ejercicio físico aeróbico, por ejemplo, es muy beneficioso para controlar la tensión. ¿Cuál practicar? Con caminar 30 minutos diarios a una velocidad moderada ya estarás haciendo mucho.

Y, por último, evita hábitos nocivos como el tabaco. Deberás dejar de fumar, o al menos, lo suele recomendar el médico, ya que el tabaco provoca un incremento agudo de la presión arterial, lo que es nocivo para tu salud.

Si visitas al médico de familia y sigues sus recomendaciones seguro que conseguirás mantener controlada la presión arterial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies