Todo lo que debes saber de las alergias primaverales

Todo lo que debes saber de las alergias primaverales

Ha llegado una de las estaciones del año más temidas por los alérgicos: la primavera. En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de personas que padece alguna alergia. La contaminación y el cambio climático son los principales causantes de que durante primavera no puedas ni arrimarte a esas flores que tanto te gustaban antes o que te pases la mayor parte del día con la nariz congestionada.

Una alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario a una sustancia que el cuerpo identifica como invasor. Aunque la mayoría de las alergias pueden ser tratadas de forma simple disminuyendo rápidamente los síntomas, lo cierto es que cada una tiene sus peculiaridades. De hecho, puede que tu alergia poco o nada tenga que ver con la alergia que ha desarrollado, por ejemplo, tu hijo.

¿Qué causa la alergia?

Los factores más desencadenantes de una alergia, como seguramente ya te habrá explicado tu médico, son el polen de árboles como el arce, el fresno, el plátano, el olmo… En estos casos, la mayor concentración de polen se produce de agosto a septiembre. Y es que debes saber que aunque la primavera es la época en la que más alergias se dan, no siempre es el único momento del año en el que se producen.

También suelen causar las alergias el polen de las gramíneas, las esporas de los hongos, el pelo de las mascotas y los ácaros del polvo, esto último es muy frecuente que suceda.

¿Puede empeorar una alergia primaveral? Por supuesto. Existen ciertas sustancias que contribuyen a empeorar sus síntomas. Una de las más destacadas es el humo del tabaco. También los insecticidas y algunos ambientadores aéreos pueden contribuir a que se manifiesten de una peor manera los síntomas.

Síntomas de alergia nasal

¿Estoy resfriado o puede ser que tenga alergia? A veces es fácil confundir una alergia nasal con un resfriado, sobre todo si no se ha acudido al médico de cabecera para su valoración. Aunque siempre es conveniente ir al médico, te damos unas pistas de los síntomas de una alergia nasal. Si estornudas frecuentemente, tienes secreción nasal, una cierta congestión nasal que no se va, los ojos rojos con cierto escozor, prurito nasal y te falta concentración lo que hace que a veces no puedas conciliar bien el sueño, sí es muy probable que hayas desarrollado una alergia. Deberás acudir a tu médico de cabecera para que te indique cuál es el mejor tratamiento a seguir.

Lo más importante cuando se tiene una alergia es no automedicarse. Siempre debe ser el médico el que dictamine qué tipo de antihistamínico es el más adecuado para ti en función de la alergia que hayas desarrollado, su eficacia y los potenciales riesgos del tratamiento.

Aunque es difícil evitar el polen, sobre todo, en días ventosos, sí se puede combatir otro tipo de alergias como una alergia a los ácaros del polvo ventilando mejor la casa, con una limpieza regular, quitando las alfombras y evitando una excesiva humedad en el interior del hogar. Ya verás cómo te sentirás un poco mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies